958812845 | 626632793 | info@elcajondetussecretos.com

loading
relato erotico
26 nov

Ane encuentra placer en mirar

Ane caminaba trotaba por el parque como todas las mañanas. Era su rutina antes de ir a trabajar, luego volvería a casa. Se ducharía, se vestiría, comería y luego saldría, como todos los días. Amaba su rutina sobretodo porque el parque permanecía casi vacío durante las mañanas. Ane trotaba sin cascos, escuchando los sonidos de la naturaleza, acallados en el día por los ruidos de las conversaciones, las bocinas de los autos y otras cosas. Pero aquella mañana escuchó algo a lo que no estaba acostumbrada. Unos gemidos de placer colmaban todo el lugar, sonando tan fuertes que la hicieron detenerse.

Primero pensó que eran gemidos de dolor, por la intensidad con la que sonaban. Luego se dio cuenta de que eran gemidos de placer. Una mujer disfrutaba como ella tenía meses sin hacer. De hecho, esos gemidos, le recordaron a Ane los suyos propios. Con el corazón latiendo como loco por el ejercicio, la chica no pudo evitar sentirse un poco excitada. Una fuerza invisible de apoderó de ella, haciéndola caminar silenciosamente en dirección de los sonidos.

Escondidos entre unos arbustos se encontraba una pareja. Ambos estaban completamente desnudos, exhibiendo sus cuerpos esculturales que se movían frenéticamente. Ella sobre él, subía y bajaba, siendo penetrada, con una expresión de placer como nunca antes Ane había visto. ¿Será un pareja liberal? O a lo mejor uno de ellos había contratado a alguien que encuentras en portales de contactos de escorts masculinos y putas como Escortpasion. ¿Por que quien se atrevería sino a hacer el amor de esta forma al aire libre? La chica no pudo evitar sentir una puntada en la entrepierna y un deseo terrible de tocarse. Por eso no detuvo su mano cuando viajó lentamente dentro de su ropa. follaban como salvajes, con una soltura y un ímpetu propio de ese instinto animal que duerme dentro de nosotros.

Ane entonces tuvo miedo de que los descubrieran o, peor aun, que ellos supieran que estaba mirando y que se detuvieran. Eso sería lo peor que podría pasar, que se detuvieran. Cerró los ojos, concentrándose en placer de en medio de sus piernas y trató de permanecer lo más quieta posible, para no hacer ningún ruido. Al abrir los ojos, se sintió observada. No era el chico, que permanecía con los ojos cerrados, seguramente concentrándose en no correrse demasiado pronto y disfrutar al máximo. Era ella, que atenta, la había escucha al acercarse. Pero en vez de detenerse, tomó brío. Y sus movimientos antes salvajes y descontrolados, se habían vuelto más estilados, más perfectos. Su expresión de gusto al saberse observada casi hace a Ane sucumbir.

La chica la miraba como miran las actrices porno, disfrutando en ser las protagonistas. Disfrutando en ser observadas mientras dan un espectáculo para los espectadores. El placer de mirar a esa chica era tal, que Ane no pudo volver a cerrar los ojos. Se frotó y se penetró a si misma con sus dedos tiesos, acostumbrados ya a esos menesteres. Chupó su propio sabor e hizo un pequeño show para su actriz particular, quien la miró también con placer.

Dos mujeres en un dialogo constante de placer. Mirándose mutuamente, disfrutando en los gestos y acciones de la otra. Ambas frotándose, ambas con los coños ardiendo de gozo, ambas teniendo un orgasmo a la vez. Un par de orgasmos tan intensos que harían desmayarse a cualquiera.

Como todo había terminado, Ane se movió con cuidado para volver a su ruta usual, corriendo con velocidad para alejarse de aquel lugar y llegar a su piso. Ahí, continuaría con la sesión, de forma más calmada y más pensada, pero sin el mismo placer. Lo curioso es que, cuando iba en autobús al trabajo, una pareja se subió en una parada. Ane y la chica se reconocieron, dándose una mirada cómplice. Una mirada como solo pueden compartir aquellas chicas que se han causado un orgasmo, tan intenso que ni siquiera han necesitado tocarse para sentir el placer de la otra.

 

 

0 Comments 26 noviembre, 2019

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Condiciones de uso | Política de protección de datos | Política de cookies | Aviso legal
Sexshop Granada | Tienda erótica Granada | Juguetes eróticos Granada | Tuppersex Granada | Bolas chinas Granada | Comprar vibrador Granada | Lencería erótica Granada | Vibradores femeninos Granada

Estas entrando en una página restringida para menores de 18 años.

Entrar Salir